Etiquetas

, ,

Resultado de imagen

Título: La chica de al lado

Género: Novela negra, intriga, terror

Autor:  Jack ketchum

Editorial: La factoría de ideas

ISBN: 9788498002430

Valoración: Perturbadora pero no por ello en absoluto prescindible.


Reseña: Por fin puedo poner en orden un poco lo que quiero decir sobre este libro, creo que necesitaba la noche para reposarlo y tengo que decir que he dormido algo incómoda y con la “luz anti-monstruos” encendida.

La chica de al lado es una historia basada en hechos reales. Nos cuenta la historia de Meg y Susan que quedándose huérfanas pasaron a ser custodiadas por unas demente que las sometió a un infierno.

El libro trata una historia demoledora, solo hay que abrir Google para entender de lo que hablo, pero creo que es mucho más demoledora leída así, en el navegador, de forma fría sin ninguna explicación de lo sucedido. En el libro, el escritor trata de contarnos la historia de forma que puedas entender como los personajes llegaron a hacer lo que hicieron, no los justifica, no deja de ser terrible y no deja de ser sofocante y repulsivo, tanto como cualquier crimen sobre la humanidad que pese sobre los hombros de otro ser humano, solo que aquí lo que hay involucrado son niños y no solo como victimas sino también como verdugos.

A mi la novela me ha gustado porque creo que las licencias que se toma el escritor sobre la historia la hacen tal vez un poco menos dura, que no por ello deja de ser durísima. La historia está contada por uno de los niños en primera persona, te va contando los sentimientos que va desarrollando, como se mueve de forma pendular entre el miedo, el deseo, la culpa y una confusión que se te pega al cuerpo. La presencia de adultos de referencia es casi nula, los niños crecen salvajes al sol en una comunidad de los años 50 donde todo es perfecto de puertas hacia fuera, pero dentro de las casas los padres pueden pegar a sus hijos “como es natural”, y la única adulta que aparece como alguien muy cercana a los niños es la artífice de lo que pasa.

Creo que es un libro que sirve para señalar esos vacíos en los que la violencia está justificada, un libro que nos recuerda la importancia de educar a nuestros hijos en una sexualidad sana y que la ausencia de padres o de guía es muy peligrosa.

Está ambientado en un sitio en el que hace calor y la gente vive con las puertas abiertas porque es un lugar “seguro” eso hace que te inquiete mucho más todo lo que sucede, hace que entiendas que todos de alguna forma son cómplices, porque ahí todo el mundo sabe todo, pero cada uno que se recoja su mierda.
Sobre la violencia explicita, la hay, mucha, muy hiriente. Yo no soy persona de escandalizarse rápido y en la última parte del libro he saltado de párrafo en párrafo hacia el final con la esperanza de que no ocurriera lo que estaba ocurriendo. También es cierto que en la parte en la que no podía más el escritor tiene el detalle de decir que lo que ocurre a continuación no lo va a narrar.

En conclusión, a mi sí que me ha gustado, porque está bien escrito, porque no puedes parar de leer (supongo que por la esperanza de que algo saldrá bien) pero también porque te mete muy dentro de esa atmósfera, estás tan atrapado como cualquiera de ellos, me lo terminé en una noche, así que supongo que eso lo dice todo.

Eso sí, no os voy a mentir, en el libro hay torturas y vejaciones de lo más bajas, así que si sois sensibles no lo leáis.

Recomendado por: Dorotea Farragut.

Anuncios